martes, 22 de noviembre de 2011


...el verano acabó, el otoño duró lo que tarda en llegar el invierno...
(J. Sabina)

4 comentarios:

Enrique G.A. dijo...

Dos excelentes tomas, que aunque no sea en verano, nos hacen disfrutar igualmente de ese Atlántico.
Saludos.-

PEP dijo...

Unas fantásticas fotografías. Me han gustado.
Un abrazo.
Y un besito de parte de mi Remei.

marce dijo...

Boas tardes.
Vengo a ver tu mundo capturado, también las de Jesús, gracias.
La naturaleza nos ofrece continuamente un mundo lleno de cromatismo sin igual.

Haideé Iglesias dijo...

Atisbando :)
No es Sabina "santo de mi devoción"...

Aquí el otoño nos regala una dulce temperatura, que aprovecho con deleite. Viviendo, si :)
Un abrazo :)